INICIO NOTICIAS

¿Para qué alcanza un salario mínimo en Venezuela?

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el aumento del bono de alimentación y del salario mínimo el pasado 1 de marzo, este es el segundo aumento en 2018.

El valor del salario mínimo actual en este país quedó en 1.307.646 bolívares, en pesos colombianos, con la tasa de cambio de Bogotá, serían 11 mil pesos aproximadamente, pero en Cúcuta, según el valor de su tasa de cambio que manejan y pueda variar diariamente, desciende a 4 mil pesos.

¿Para qué alcanza un salario mínimo en Venezuela?

La señora Betty Nieto, madre y abuela de seis nietos, asegura que “a mí por ejemplo me pagan 50 mil o 60 mil el día planchando en casa de familia. No trabajo todos los días, y si me pagaran 100 mil el día, por ejemplo, me alcanzaría para dos panes y algo de queso, y somos cuatro personas adultas y un niño. Mi hija se gana el millón y pico, con eso nos alcanza para sobrevivir una semana medio bien porque hay que pagar servicios, transporte, y otras cosas”, explicó.

Betty afirma además, que puede comer carne y pollo por la ayuda de sus familiares que viven en el exterior y asegura que “una familia promedio con salario mínimo come dos veces al día, por mucho”, ya que un kilo de queso está aproximadamente entre 800 mil o 1 millón de bolívares, un kilo puede también llegar a valer 1 millón, el tomate está en 150 mil, al igual que la papa.

Los precios varían continuamente, así lo asegura Verónica Tapia, una mujer que vive en el estado de Zulia, una de las ciudades más importantes que tenía este país por su gran reserva petrolera. Tapia contó que todos los días el mismo producto puede tener un precio diferente.

“Cuando salgo a comprar me gastó 3 millones o 2 millones. Lo más bajito es 1 millón, y en ese millón lo que puede comprar es medio quilo de queso, una mantequilla y un acción. Una salsa pequeña cuesta 300 mil bolívares, un solo pollo puede costar 1 millón de bolívares; la semana pasada la carne valía 430, está semana fui y está en 780 mil”, explica mientras saca cuenta de ese salario mínimo que existe en Venezuela, del que asegura no vive ningún venezolano.

Muchos supermercados han cerrado por las protestas, quedan algunas bodegas. Mucha gente compra cosas que ya tienen en la casa, por los aumentos inesperados.

“Si mi mamá, estuviera sola con su pensión, yo no sé que haría, es una locura. Aquí se va la luz, la Internet de los de teléfonos. Es un estrés constante, los precios exorbitantes. Ya perdí la cuenta con lo que me gastó mensual, en una semana me gaste 9 millones, comprando carne y cosas básicas que no duran más de dos semanas”, resaltó Veronica.

Desde el aumento, los pensionados ganan 549.705 bolívares, que no alcanza para comprar más de tres productos de la canasta básica. La situación es preocupante, el aumento de los bonos en el ‘Carnet de la Patria’ en muchas ocasiones no alcanza para compensar el aumento de los precios, sostuvo la profesional venezolana.

La situación se complica más cada día en el país vecino.