INICIO NOTICIAS

La importancia de la Medicina Familiar en nuestro país

La Medicina Familiar es la especialidad médica que proporciona cuidado y atención sanitaria continua e integral a las personas, familias y comunidades. Es la especialidad que integra las ciencias biológicas, clínicas y de comportamiento. El ámbito de la Medicina Familiar abarca todas las edades, sexos, cada uno de los sistemas orgánicos y todas las enfermedades. Como disciplina académica incluye la participación en los servicios integrales de salud, educación e investigación

Además, la formación del médico familiar involucra conocimientos y habilidades de otras disciplinas comportamentales, sociales y de la salud pública. Este aprendizaje permite que el médico familiar haga un enfoque integral de los problemas. También realiza rotaciones por diferentes especialidades médico quirúrgicas y en el centro de Atención Primaria: hospitalización, urgencias y consulta externa, y en el domicilio cuando se requiera. Y hace acciones de prevención y educación para la salud.

En Colombia requerirá de aproximadamente cinco mil médicos familiares para atender sus necesidades. Por eso, el Ministerio de Salud y Protección Social impulsa desde 2013 la medicina familiar para fortalecer las redes integradas de servicios de salud,buscando mayor resolutividad en el nivel primario así como para la reorganización de la prestación de los servicios de salud y del talento humano, con la idea de reorganizar funcionalmente a los prestadores primarios

A continuación, se señala un breve recuento de las ventajas y cualidades de la medicina familiar:

  • Está más cercana a las personas y a las comunidades.
  • Está atenta a la biografía de cada individuo. Permite una mayor interrelación entre médico y paciente y un mayor respeto a la autonomía del paciente para que tome parte en las decisiones acerca de su salud, la enfermedad y los procesos diagnósticos y terapéuticos, acompañado de su entorno familiar.
  • Recupera el papel tan importante del Médico Familiar y soluciona la mayoría de las inquietudes y los problemas de salud comunes en la población. Tiene un efecto determinante positivo en la salud pública y privada.
  • Remite casos o situaciones, que así lo requieran, a niveles superiores de complejidad con mayores recursos tecnológicos y organizacionales para su atención.
  • Descongestiona estos niveles en la atención primaria.
  • Recupera algunos de los fines tradicionales de la medicina, al incorporar los nuevos conocimientos aportados por la investigación biomédica y aplicarlos en los niveles primarios de la atención de la salud.