INICIO NOTICIAS

Resolución de conflictos en el trabajo

Los entornos laborales son propensos a producir tensiones, desacuerdos y problemas, que no son resueltos de manera correcta. Los conflictos surgen cuando los diálogos alcanzan un punto en el que las partes no llegan a acuerdo común. Las organizaciones necesitan instaurar un sistema capaz de prever y resolver las controversias del ámbito laboral.

Según la Universidad del País Vasco, la resolución de conflictos “es el proceso a través del que un problema de carácter interpersonal, intergrupal, interorganizacional o internacional de raíces profundas es resuelto por medios no violentos y de forma relativamente estable”. A través del análisis de  las causas, se deben establecer condiciones que sean capaces de suplir los intereses de todas las partes.

Clasificación de los conflictos laborales

La mayoría de los países hacen una distinción entre los tipos de conflicto laboral y han establecido procedimientos separados para manejarlos; según la Organización Mundial del Trabajo las distinciones que más se usan son individuales, colectivos y de derechos e intereses.

Los conflictos individuales involucran una sola persona; por lo general este tipo de conflictos tratan condiciones laborales y la ejecución de contratos. Una controversia colectiva es la que involucra a una cantidad grande de trabajadores, afectada por algún cambio en las políticas de la empresa.

Un conflicto de derechos abarca específicamente la violación o interpretación de derechos expresados en la ley, en convenios y contratos. En estos casos se discute por qué el trabajador no puede ejercer los derechos que le corresponden.

El conflicto de intereses se diferencia de los anteriores porque es colectivo; se refiere a la especificación de derechos y obligaciones futuras. Este tipo de conflicto no puede surgir sobre un derecho existente. Viene del interés de una de las partes por implementar algo nuevo y la oposición de la parte contraria.

Métodos para resolver los conflictos laborales

Según la Cámara de Comercio de Medellín, hay cuatro tipos de “Soluciones a conflictos laborales”  “negociación”, “arbitraje” , “mediación” y “conciliación” ( En Colombia, a diferencia de otros países, existe una distinción entre los dos modelos).

La “negociación” es la búsqueda de una solución por medio de la argumentación para que haya cooperación de ambas partes y se proponga una respuesta conjunta al problema. El “arbitraje” es el mecanismo por el cual las partes asignan a un tercero que resuelva el inconveniente y el acuerdo impuesto se debe asumir de forma voluntaria.

En el caso de la “mediación” un tercero asume una posición neutral, analizando la situación e intentando eliminar lo que le molesta a las partes. La “conciliación” es el recurso en el que se asigna un conciliador que sea capaz de resolver las discrepancias con todas las garantías legales.

Lo invitamos a leer más sobre resolución de conflictos y comunicación en forosk.com