INICIO NOTICIAS

Marketing y emprendimiento deportivo

En nuestros días, el deporte se ha sumado al mercado de manera visceral; la competencia, el dinamismo y comercialización establecen un racionamiento empresarial exitoso. Estar inmersos en una de las industrias más populares del mundo nos convierte en agentes para su estudio, desarrollo y fortalecimiento.

Es innegable que el deporte es un  elemento de transformación social, cultural y económica que despierta  emprendimiento y pasiones incesantes. De ahí que las instituciones dedicadas a la recreación, ocio y competencia han ido aumentando, igualmente que la adhesión de marcas y empresas que producen bienes y servicios a gran escala.

Para el británico Bernard Mullin, autor del libro Marketing Deportivo, determina que los procesos de intercambio son entre “(…) consumidores deportivos participantes primarios, secundarios y terciarios y los consumidores deportivos espectadores primarios, secundarios y terciarios”

El consumidor participante primario son los atletas, el secundario a los directivos y reglamentarios, el terciario a los medios, periodistas y anunciantes. Del mismo modo, denomina consumidor espectador primario a los que presencia el evento en vivo y en directo; el secundario a quienes lo presencian desde cualquier medio de comunicación y el terciario al que experimenta directa e indirectamente con un producto, servicio o ente deportivo.

En la actualidad, han tomado relevancia internacional los eventos deportivos impulsados y planificados de manera estratégica por organizaciones reconocidas tanto públicas como privadas. Un claro ejemplo, son los mundiales de fútbol organizados cada 4 años por la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado), el cual vende patrocinio y transmisión, asegurando millones de espectadores.

En aquel evento, que reúne millones de espectadores en pro de conocer el campeón mundial, los jugadores son fichas clave para el marketing de productos y la imposición estética en su papel de modelos publicitarios. El peinado, la ropa, la comida, los dispositivos tecnológicos y de transporte se convierten en un causal para imponer prototipos entre la sociedad y guías de compra.

De igual forma, incrementa el turismo en el país donde se realiza, haciendo más visibles todas las empresas relacionadas al deporte que allí se encuentre.

En Colombia, el marketing deportivo inició en los años 50 con ciclistas que en su uniforme llevaban el logo de almacenes, ferreterías y empresas. Actualmente, los emporios económicos como el grupo Ardila Lule y el Grupo Santo Domingo son los encargados de planificar y comercializar algunos de los eventos deportivos representativos del país.

Características Emprendedor- Deportista

Hay dos términos con muchas ambivalencias, tanto para un jugador que representa una marca o decida incursionar en el mundo de los negocios, como para una persona normal que desea incorporarse a la industria deportiva o cualquier otra.

Sus aptitudes y mentalidades son de naturaleza desafiante, competitiva y orientada al logro personal y colectivo. Mientras que el emprendedor busca superar obstáculos para ser el número uno en los negocios, el deportista imponen su potencial y pasión para nunca fallar.

El liderazgo los identifica, ninguna empresa y/o equipo a conquistado el éxito sin alguien capaz de motivar y orientar de manera asertiva. De igual forma, el hábito es indispensable, no se puede llegar a una máxima capacidad o reconocimiento si la práctica es constante, evolutiva y exigente.

En cuanto a la presión, es común en ambos ámbitos, encontrase con situaciones extremas que posibilitan un decisivo movimiento. El jugador deberá mantener la calma y la fortaleza en tensos juegos, así mismo el emprendedor en situaciones desesperantes de la compañía.

En último, la cualidad que más los representa es la perseverancia, quien no este dispuesto a escalar para llegar a la cima en su respectivo campo, deberá aceptar su derrota o fracaso.