INICIO NOTICIAS

¿Cómo conquistar al cliente?

Hoy día el cliente es quizá una de las cosas más importantes a tener en cuenta dentro de un negocio. Tener una buena relación con el cliente es clave para mantener un entorno sano dentro del ámbito laboral lo que puede llegar a significar para la empresa nuevas oportunidades de negocio o en otros casos fidelidad por parte del mismo.

En la actualidad el cliente tiene la posibilidad de influir de forma negativa en la imagen de una empresa debido al alcance que tiene en los diferentes medios de comunicación y en las redes sociales. Es importante reconocer que cada punto de contacto con el cliente debe ser visto como una oportunidad para trabajar y fortalecer la relación.

El primer factor que se debe tener en cuenta a la hora de relacionarse con el cliente es crear cercanía. Tanto en los encuentros personales como en la comunicación vía digital deben seguir los protocolos de formalidad es decir, se debe siempre tratar al cliente de forma respetuosa y cordial. Cuando se presentan problemas con el cliente es indispensable mantener la paciencia y escuchar lo que el cliente tiene que decir recopilando así la información necesaria para darle solución al problema.

Crear un ambiente en el que el cliente encuentre la tranquilidad y la confianza para entregar información valiosa para la empresa es de gran ayuda para resolver las diferentes situaciones que se presenten. Algunos de los medios por los cuales la empresa puede obtener este tipo de información son las encuestas, las redes sociales, los puntos de venta, lo departamentos de atención al cliente, los correos electrónicos entre otros.

El servicio al cliente es una de las causas por las que el cliente decide cortar relaciones con la empresa o bien así mantenerlas. Generar apoyo constante haciéndole saber al cliente que la empresa está para el en el momento en que sea necesario es una de las formas de mantener a un cliente satisfecho.

Cumplir las promesas concretadas con el cliente es la mejor manera de mostrar transparencia en el negocio. También se deben formalizar las expectativas del cliente para asegurar el establecimiento de unas metas fijas a largo y corto plazo las cuales sean viables para enfocar la relación hacia las ganancias de parte y parte.

Crear emociones en el cliente es igual de importante que los aspectos anteriormente mencionados. Esto se puede hacer de diferentes formas como por ejemplo invitándolo a pensar de forma diferente a como lo venía haciendo o  involucrándolo en eventos sociales explotando el campo de la experiencia.

Brindar ventajas sobre la competencia es un factor adicional que puede estimular el interés del cliente escogiendo la marca o empresa por encima de las otras. Esta es una de las formas de generar fidelidad con el cliente de manera que la competencia pasa a ocupar un segundo plano. La satisfacción de nuevas necesidades es clave pues se debe entender que los clientes cambian y evolucionan.

La relación con el cliente se debe cuidar y nutrir a medida que se va desarrollando y fortaleciendo. Saber identificar las necesidades y los problemas del cliente como también escuchar sus puntos de vista son factores necesarios para generar un ambiente laboral sano en donde se abran espacios para la participación y el crecimiento.