INICIO NOTICIAS

Cómo la comunicación no violenta puede ayudar en el trabajo

La comunicación no violenta (CNV) o comunicación compasiva, es un modelo desarrollado por el psicólogo Marshall Rossemberg. Está diseñada bajo la idea de que todos los seres humanos son capaces de tener compasión, y solamente recurren a los comportamientos dañinos, cuando no reconocen ninguna otra medida efectiva para resolver las situaciones.

Según el Centro para Comunicación No Violenta  (CNVC) “si las personas pueden entender sus necesidades y las de los que los rodean, se puede lograr la armonía” . El modelo de Rossemberg propone que las personas se expresen con claridad, sinceridad, escuchando a los demás de manera respetuosa y empática.

Para que la CNV funcione es necesario entender los siguientes tres elementos: La “autoempatía” donde se es consciente de como las expresiones afectan el exterior, Empatía para entender y comprender las emociones de los que nos rodean y “Auto expresión honesta” para mostrarse sin tapujos causando que las personas nos  entiendan a través de las experiencias.

Una comunicación arbitraria en el trabajo, daña las relaciones progresivamente hasta que las personas empiezan a comportarse de maneras indeseadas. Según Rossemberg cuando las necesidades se manifiestan a través de diagnósticos, comunicados y evaluaciones las personas tienen a suponer que son críticas y por reflejo actúan a la defensiva.

¿Como usar la Comunicación no violenta?

Solucionar conflictos y tener una buena comunicación con las personas del ambiente laboral, es necesario para mejorar la convivencia. La CNV tiene una lista de pasos a seguir

  1. Observe lo que está sucediendo y describa la situación sin emitir juicios
  2. Identifique y exprese sus sentimientos
  3. Descubra la necesidad detrás de los sentimientos
  4. Formule una petición clara y factible

Los emprendedores y las empresas deben aprender a comunicarse, para poder avanzar en la resolución de conflictos, provocados por la falta de comprehensión de las necesidades, la mala comunicación y los problemas que no se resuelven. Según el CNVC si se quiere mejorar es importante tener un modelo pensado para favorecer la resolución de conflictos en todos los niveles del trabajo. Expresarse de manera respetuosa ayuda a resolver los conflictos antes de que sucedan, también hay que evitar los juicios de valor,  las exageraciones y las comparaciones, para tener una comunicación mucho más asertiva.