INICIO NOTICIAS

Capacitarse es la clave para el crecimiento laboral

Capacitar es toda actividad realizada por una organización para mejorar la actitud, conocimiento, habilidades o conductas de su personal. Cuando las empresas se preocupan por ofrecer bienes y servicios de calidad, preparan a sus equipos de trabajo con el objetivo de garantizar la excelencia en los procesos de producción.

De acuerdo a un estudio hecho por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, DANE, los principales motivos que tienen las empresas para no realizar procesos de capacitación son: los costos (26,0% en industria, el 25,4% en comercio y el 28,6% en servicios), no necesita que el personal se capacite (el 21,0% en industria, el 25,0% en comercio y el 20,2% en servicios), y no se percibe el beneficio de la capacitación (el 13,5% en industria, el 17,5% en comercio y el 14,1% en servicios).

Estos resultados se deben a que no se conocen instituciones que impartan capacitaciones en la industria o comercio. Otro factor que influye en estas cifras es el sobre costo en los procesos de contratación de un equipo de trabajo ya que al capacitarlos, aumentan los gastos en el desarrollo de inducciones y legalización de convenios laborales.

El informe también concluye que capacitar al personal trae grandes beneficios para las organizaciones. Según esta entidad los sectores de industria (68,8%), comercio (56,4%) y servicios (65,4%) optimizaron los procesos de producción o prestación de servicios. También el Departamento Nacional de Estadísticas señaló que se mejoró en la calidad del producto o servicio después de la capacitación.

¿Cómo realizar procesos de capacitación efectivos?

Identificar las necesidades: Un proceso exitoso de aprendizaje se basa en las necesidades del empleado. Un líder empresarial encuentra las falencias o dudas para fortalecer los conocimientos de los trabajadores.

Establecer objetivos: Hay que planear o instaurar metas para saber a dónde llegar, así se especifica el tema y la finalidad de la capacitación.

Evaluar las capacidades: Es importante saber en qué nivel se encuentra cada empleado respecto al tema de la capacitación. De esta forma, se podrán realizar grupos más homogéneos para facilitar el aprendizaje.

Para tener en cuenta: El fracaso o éxito de cualquier compañía depende de su fuerza de trabajo, es decir sus empleados. Un grupo de personas capacitadas garantiza calidad y pro actividad a la hora de ofrecer bienes o servicios al público.