INICIO NOTICIAS

Los beneficios de aprender a jugar ajedrez

El ajedrez presenta beneficios en personas de todas las edades debido a que favorece el ejercicio y desarrollo de las aptitudes mentales como la concentración, la memoria, el razonamiento y la coordinación.

Asimismo, el ajedrez brinda capacidades frente a la toma de decisiones, debido a que durante la partida los jugadores asumen y responden a diferentes problemas mediante estrategias de solución que surgen con la presión del tiempo.

Sin embargo, la socialización es otro factor importante ya que el ajedrez favorece y aporta a la integración y la empatía, al fomentar el equilibrio entre lo racional y lo emocional bajo la consideración.
Paralelamente, la formación de reglas cuyo incumplimiento o cumplimiento dependen de acciones y capacidades que son propias o particulares, ofrece una formación del pensamiento consciente y cuidadoso respecto a las acciones y a las normas.

Por otro lado, fomenta el análisis como aspecto intelectual que de forma recreativa se fomenta en quienes los practican, logrando así un efectivo aprovechamiento frente a la capacidad lúdica del ser humano.

Así, con relación a la creatividad, en la práctica del ajedrez no es suficiente responder a las jugadas del oponente o de seguir jugadas que han sido estudiadas y practicadas de forma anticipada puesto que el jugador debe imaginar y recrear posiciones distintas a las presentes en el tablero para la definición de estrategias.

En el ámbito de la salud, el ajedrez promueve la actividad mental y el desarrollo de las aptitudes intelectuales, al igual que un sentido ético y un equilibrio interior. Igualmente, la práctica del ajedrez crea conexiones neuronales que otorgan rapidez con relación al pensamiento, por lo que el ajedrez ayuda a que el cerebro se conecte mejor a partir de la conexión de ambos hemisferios dada mediante las exigencias del juego.

Igualmente, estudios realizados por el doctor Robert Friedland de la Universidad de Louisville, que además fueron publicados por The New England Journal of Medicine, señalaron que las personas mayores de 75 años con una práctica significativa del ajedrez son menos propensas a sufrir enfermedades de deterioro mental como demencia o Alzheimer.