INICIO NOTICIAS

Creatividad: ¿Por qué tener obras de arte en el trabajo?

El arte hoy va más allá de dibujar, pintar o modelar. Es una herramienta que es capaz de crear contextos y procesos transdisciplinares. Muchas de las prácticas de la actualidad están centradas en construir conexiones entre las personas que habitan un ambiente común.

En los últimos años es común que los espacios laborales sean decorados con diferentes obras de arte. Algunos estudios han probado que la exposición al arte y cultura contribuye al desarrollo de los procesos de innovación.

Según Contract Workplaces  “el arte corporativo- en su forma más convencional- tuvo la mayoría de las veces, una función de simple decoración, o de inversión orientada a reafirmar el estatus de la compañía. Actualmente, y gracias a los nuevos conceptos sobre el espacio de trabajo centrado en las personas y en la creatividad, tanto los arquitectos y los diseñadores como las empresas, se están dando cuenta del enorme potencial que tiene el arte como expresión de la identidad de marca y como disparador para crear un ambiente de trabajo estimulante”

¿Por qué incluir el arte en el trabajo?

Un estudio realizado por el International Arts Consultants, en Londres, concluyó que hay 5 razones para tener una obra de arte en el trabajo.

  • Hace el espacio de trabajo más acogedor. Según el estudio el 93% de los trabajadores se sentían más cómodos con una obra de arte, en su espacio de trabajo.
  • Estimula la creatividad y aumenta la productividad. La investigación determinó que aumenta significativamente cuando los empleados son los que escogen la obra.
  • Ayuda a comunicar la imagen de marca. Las obras de arte ofrecen una forma diferente para comunicar la imagen y los valores corporativos.
  • Hay múltiples opciones para los diferentes entornos. Es importante pensar en una obra que sea capaz de maximizar el espacio y no sea complicada de mover, en caso de necesidad.
  • Puede ser una inversión a futuro. Las obras se pueden revalorizar a futuro.

Según el estudio, el espacio de trabajo está en continuo cambio. Sugiere que el arte tradicional puede no tener un efecto tan práctico debido al espacio. El arte puede cambiar un ambiente, es una forma de expresar ciertas cosas; está pensado para mejorar el bienestar e influir en la productividad de los trabajadores y por esto debe ser incluido en los ambientes laborales.