EVENTOS NOTICIAS

Nutrición en la edad escolar

En el mundo de la academia no solo basta con tener estudiantes que muestren capacidades intelectuales frente a los procesos de aprendizaje, puesto que la calidad nutricional que puedan tener, es igual de importante y significativa con relación a los diferentes procesos de desarrollo.

Un buen desayuno para el estudiante es la base que le permitirá obtener la energía suficiente y los nutrientes necesarios para el desarrollo intelectual y físico frente a su desempeño en la escuela o en el deporte; sin embargo, socialmente esta comida no es tenida en cuenta, especialmente por los jóvenes, por ahorrar tiempo, algunos siempre andan de prisa o prefieren dormir más.

Igualmente, las proteínas y nutrientes ayudan a construir sustancias que permiten un desarrollo cognitivo y una adecuada calidad de vida para el alumno y su pertinente funcionamiento intelectual. Por otro lado, la definición de horarios para la alimentación y la selección adecuada de los mismos garantizan condiciones óptimas para participar del conocimiento de forma activa y efectiva.

Por lo tanto, el crecimiento y desarrollo debe responder a un nivel de nutrientes que permitan hacer frente a las exigencias académicas. También es preciso decir que tanto las familias como los espacios académicos y claramente el mismo estudiante, deben hacerse a cargo de su propia nutrición y fomentar de este modo un trabajo conjunto que permita validar los diferentes retos pedagógicos, lúdicos y educativos.

Comidas en la edad escolar

La nutrición acentúa sus bases fundamentalmente en el desayuno, siendo esta la principal comida del día y la que aporta las vitaminas requeridas para el sostén de cada persona que asume diferentes tareas durante la jornada activa.

En ese sentido, la preferencia por alimentos poco benéficos o saludables como grasas, dulces y gaseosas son inapropiadas para lograr una efectiva generación de nutrientes para suplir las necesidades que tiene un estudiante.

Alimentos que se deben consumir

Frutas, lácteos, verduras, hortalizas y proteínas son los alimentos que tienen mayor impacto en la edad escolar, puesto que los mismos permiten generar un equilibrio respecto a una pérdida de energía dada a partir de los esfuerzos generados por la academia.

De otro modo, las horas en que los diferentes alimentos son suministrados validan consecuentemente la pertinencia de este proceso en el momento de hacerlos propios al organismo, por lo que el cuidado y respeto por el tiempo correspondiente a cada comida fomenta una nutrición adecuada que es además reflejada en el desempeño académico y recreativo.